miércoles, 22 de octubre de 2014

El amarillo no existe

No es primavera...
Y si lo fuera, no tendría flores amarillas,
tendría azules o negras, 
las flores amarillas no existen.

No es primavera, 
pero algo florece en mi como el amanecer en un timelapse.
Qué inútiles nos volvemos cuando nos dejamos
 ... 
sentir.

Qué idiotas somos hablando en verso 
porque con hablar 
no basta.

Mi dificultad de expresión se plasma en mi letra
y nadie lo ve.
Mi expresión cansada no quiere
más primaveras amarillas.
Nadie sabe lo que quiero
y lo que en realidad ansío
es una playa nevada,
con paraguas
en lugar
de sombrillas. 


 Y concluyo,
 pero nunca concluiré,
 diciendo que
 no hay mayor acto de valor
 que el de amar
 con el corazón roto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario