domingo, 4 de enero de 2015

Solfearte

Dile al tiempo que no pare, que no pase
para poder seguir enredando
cada caricia en mi recuerdo,
para poder seguir apretándote 
contra mi existencia,
existes en mi cama
porque te ardo a diario
y los días pasan 
demasiado despacio,
mientras me congelo
divagando
en el aroma de tus besos,
en las batallas de tu sonrisa
y en la rebeldía de tus caricias.

Joder.

Dime si mi enemigo 
es el espacio o el minutero,
dime si los kilómetros 
no se vuelven años luz
a oscuras
en estas cuatro putas paredes.
Para de cantar en mi pecho,
para de cantar en mi boca,
que ya bastante 
te nombran
mis cuerdas
vocales,
que ya bastante
te busca
mi guitarra.
Regálame un agujero de gusano
entre mi almohada y la tuya.

Vive mi música,
follemos bajo el sol sostenido
por mis ganas de solfearte.
Bésame por cada día que no puedas,
Déjame despertarte con versos,
deja que te atraviese las venas.

Hagamos la rutina de los valientes
y rompamos cualquier esquema
que nos pretenda colocar,
que hacer siempre lo mismo
signifique
no hacerlo nunca.
Seamos chinos a todas horas,
que deje de separarnos 
este océano
de incertidumbre.
Rabia en cada paso
que te aleje de lo que quieres,
siente,
desgárrate
y víveme salvaje.









1 comentario: